Basura corrupta

 

Es evidente que los catalanes habitan en el día de la marmota desde hace años. Sólo el fanatismo impide a unos cuantos darse cuenta de la realidad. La realidad no es otra que hoy hemos vuelto a presenciar una gran farsa, en la que tanto el gobierno catalán, municipal y el gobierno central, son partícipes.

La basura corrupta que tenemos como justicia, demuestra que este hecho no es más que una reprimenda por las amenazas que desde hace años, lleva haciendo el gobierno catalán al gobierno español. Llevamos escuchando que este año será el de la independencia desde hace más de un lustro, pero todos saben, menos cuatro aldeanos iletrados, que se vive mucho mejor en la amenaza independentista que en la independencia.

El problema, no es otro, que todo esto es una farsa que viene muy bien al PP y los secesionistas, para alejar el foco del verdadero problema que tienen los catalanes: la ruina. En el año 2005, Pasqual Maragall, se atrevió a decirle en el parlamente al mártir Artur Mas: ‘’ustedes tienen un problema, ese problema es el 3%’’. Acto seguido Artur Mas pidió la palabra para pedir que retirara dicha afirmación. Maragall aceptó sin tapujos. Las tropelías de la aristocracia catalana dirigida por el clan Pujol, eran conocidas por todos. Desde el PP, PSO¿E?, ERC, etc. Preocupa, y mucho, que haya tenido que ocurrir esta amenaza secesionista para que salga a la luz lo que era un secreto a voces, quedando en evidencia el nefasto sistema judicial que padecemos. La corrupción no sólo es política, sino judicial, que es sin duda la peor de todas las corrupciones posibles para un país que quiere formar parte de la élite.

En definitiva, mientras presenciamos este esperpento, Cataluña está quebrada tanto social como económicamente. Una Cataluña independiente, es inviable. El Gobierno de España mediante los mecanismos del Fondo de Liquidez Autonómica y el Plan de Pago a Proveedores, se encarga mensualmente de cubrir los gastos que tiene el quebrado país imaginario. Tiene una deuda de 74.400 millones de euros, uno de los principales motivos por el cual su calificación está en el bono basura. Es evidente que en una Cataluña independiente, el déficit se dispararía, el PIB caería en torno a un 10-15%, los pensionistas no podrían recibir su pensión, la balanza comercial (que ya es negativa), se incrementaría todavía más y es obvio, que nadie prestaría dinero a un país dirigido por brillantes estadistas de la CUP o ninis analfabetas como Ada Colau.

J.G.M


Como ustedes saben, esta página se mantiene sobre la base de contribuciones voluntarias de los lectores. Si desean colaborar para que este espacio de libertad y verdad siga adelante, pueden conseguirlo haciendo click aquí

Anuncios