Escoria terrorista

La banda terrorista ETA, ha anunciado una vez más, su desarme definitivo para el 8 de abril. También ha anunciado que hará público la localización de sus zulos. Sin embargo, en ningún momento se habla de su disolución o de la entrega de sus terroristas a la justicia.

He leído la noticia en el diario ”El País” y no me ha sorprendido que ETA vuelva a anunciar su desarme. Sin embargo sí me ha sorprendido que el comentario mejor valorado de la noticia fuera este: ”Hace años que ETA no ha vuelto a matar y el gobierno no deja de hacerlo… Ya sea por los recortes en sanidad, desahucios, suicidios, leyes ridículas contra la violencia machista donde sale más caro robar que asesinar a una mujer, etc… Espero que despertéis algún día porque estáis aletargados… Mucho mirar hacia otro lado y no sois conscientes de lo que tenemos aquí. Vergonzoso.”

Esta escoria humana e intelectual, capaz de escribir semejante falacia pestilente y todos los títeres que la apoyan, son la mejor representación de ese grupo de españoles (jóvenes en su mayoría), que desconocen por completo lo que sufrieron los ciudadanos bajo el terror criminal de los etarras. Por suerte, no he vivido de cerca el dolor, el sufrimiento y la frustración que supone que asesinen a un ser querido tuyo. Pero ello no me ha impedido estudiar, con el paso del tiempo, lo que supuso ETA para nuestro país . Estos ilustres ignorantes, deberían saber que fueron más de 857 personas inocentes asesinadas, junto a miles de heridos, decenas de huérfanos y 90 secuestrados, los que produjo ETA en nuestro país.

Desgraciadamente, la sociedad estúpida y alienada, se ha olvidado de aquellos valores que representaban los más de 857 asesinados por el grupo terrorista. La sociedad actual se dedica a demostrar su miedo, cobardía, ignorancia, ingratitud y pereza; mientras que la sociedad española que ayudó a las fuerzas de seguridad a erradicar a los asesinos, demostró valentía, coraje, sabiduría, gratitud y un esfuerzo colectivo, del que todos los españoles deberían aprender. Sin embargo, la extrema izquierda ha conseguido vender a los analfabetos una historia falaz. Viste de héroes a los seres más siniestros y perversos de la historia. Califican a sus grotescos líderes como libertadores, luchadores y valientes, cuando la realidad es que no son más que un montón de basura cobarde, que necesitan el respaldo de una pistola para poder sentir algo de respeto. Nadie debería olvidar que los verdaderos héroes de nuestra sociedad y a los que los partidos políticos y los medios maltratan, son los centenares de víctimas, miles de heridos, decenas de huérfanos y  secuestrados, que recibieron los balazos, coches bombas y amenazas, que iban dirigidos a todos nosotros. Ellos sí son los  verdaderos héroes y no los desechos sociales que hoy aplauden a la banda terrorista.

No olviden jamás que los cobardes del tiro en la nuca ya no son beligerantes porque no pueden, gracias a unas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado envidiables, que han conseguido neutralizarlos jugándose la vida y sin ceder en los momentos más críticos, en una lucha que debería ser un símbolo de orgullo para todos los españoles y que tristemente muchos parecen olvidar e incluso ridiculizar.

Anuncios